Una propuesta de sanación de la energía femenina

Si bien es cierto que la energía femenina se encuentra en mujeres y varones, somos las mujeres las que representamos esta energía en la Tierra.

Las mujeres hemos vivido un borramiento de esta energía a partir del surgimiento del patriarcado, que sucede del 900 a.c. hasta el 1,200 d.c, cristalizado en nosotras vida tras vida, donde la falta de voz, de presencia, de influencia en la esfera cultural, política y social nos ha llevado a mantener el silencio y la aceptación de todas estas influencias externas, alejándonos de nuestro sentir y nuestra conexión interior, otorgando el poder a los otros.

Para Mircea Eliade, “rememorar es sanar”. Si no rememoramos y vamos a donde se guardan todos los recuerdos de dolor, maltrato, agresión y muerte, cada vida se convierte en la repetición de este patrón de comportamiento, que sucede desde nuestro inconsciente, y no lo logramos ver ni reconocer.

Hemos entregado el poder por miedo a ser torturadas, castigadas, maltratadas, ignoradas, lastimadas, agredidas y asesinadas, tal como sigue sucediendo en nuestro presente.

Osiris nos lleva a recordar todas aquellas emociones que han quedado atrapadas en nuestro inconsciente, para ser vistas, reconocidas y sanadas.

Nos lleva al encuentro de nuestros arquetipos femeninos, que guardan las memorias de la humanidad, los que nos despiertan la consciencia para llegar al fondo de nuestro atrapamiento, para verlo, para sanarlo.

La terapia con Osiris debe ser acompañada de un terapeuta de obsidiana certificado por la Sociedad Internacional de Terapeutas de Obsidiana “Ana Silvia Serrano” S. C. ya que la obsidiana es una piedra de poder que detona estados alterados de la conciencia, de no ser así la Sociedad de terapeutas no se hace responsable de los resultados o efectos que puedan suceder.

Scroll to Top